Inicio / Destacados

Canciller Cafiero: “Tenemos que mejorar la inserción de nuestras Pymes en las cadenas globales de valor”

También ratificó en el G20 la posición argentina sobre una reforma de la OMC, la urgencia de los temas agrícolas y el acceso global a vacunas especialmente para América Latina

El canciller Santiago Cafiero aseguró hoy en la Sesión de Ministros de Comercio e Inversiones del G20 que se lleva a cabo en Sorrento, Italia en una de sus intervenciones que “en Argentina las MIPyMES son el motor de nuestra economía. Comprenden más de 600 mil empresas y el 65% del empleo privado formal. Estamos trabajando para ayudar a estas empresas en la adopción de tecnologías emergentes para mejorar sus procesos, productos y servicios y tenemos que mejorar la inserción de nuestras PyMES en las cadenas globales de valor. Consideramos que el G20 debe utilizar un enfoque sostenible para estas empresas”.

Cafiero puntualizó que “teniendo en cuenta los desafíos adicionales que enfrentan las MIPyMES debido a la crisis del COVID-19 y su importante papel en la creación y el desarrollo del empleo, el G20 debe contribuir a fomentar su competitividad en los mercados globales y considerar todos los desafíos que enfrentan, incluidos los relacionados con el acceso al financiamiento y la información, la creación de capacitación, el acceso y la transferencia de tecnología, la facilitación del comercio, la adaptación a las innovaciones, las barreras arancelarias y no arancelarias. Argentina está dispuesta a desempeñar su papel en este proceso”.

La reunión de Cancilleres y Ministros de Comercio del G20 estuvo concentrada en la puesta en común de propuestas concretas para estimular el comercio y la inversión y, fundamentalmente, en estrategias para que las ganancias de los flujos de comercio e inversiones se distribuyan más equitativamente entre los países.

La recuperación del sector de los servicios también podría contribuir a los esfuerzos de diversificación económica, incluso para las economías que dependen de los productos básicos, especialmente los países en desarrollo, con especial énfasis en el empoderamiento de las mujeres y los jóvenes”, añadió.

Además el canciller argentino sostuvo que la crisis de COVID-19 “afectó fuertemente los flujos de inversión a nivel mundial, y en un contexto de incertidumbre sobre los procesos de recuperación es fundamental forjar un entorno de transparencia y facilitación de la inversión para el desarrollo que promueva inversiones sostenibles".

Subrayó en ese sentido que “un elemento central en la etapa post pandémica consiste en el intercambio de información y los métodos efectivos para identificar oportunidades de inversión sostenible, lo que estimula el flujo de capital privado y tecnología, y contribuye al desarrollo económico de todos”.

El acceso a las vacunas y los tratamientos para controlar la pandemia COVID también fue materia de debate. El acceso equitativo a las vacunas y la diversificación de plataformas productivas que garanticen el acceso para todos los países.

En este sentido, Cafiero destacó el rol de la Argentina y México como plataformas productivas de las vacunas para proteger a los países de la pandemia COVID. “Tenemos que asegurarnos de que se brinde acceso mundial a los tratamientos y a las vacunas contra el COVID-19” aseguró el canciller y detalló al respecto que en América Latina se está muy lejos de llegar a ese objetivo, ya que “el acceso y la distribución de las vacunas sigue siendo desigual y no se cumplirán los objetivos de vacunación fijados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

El jefe de la diplomacia argentina explicó: “a la luz de la crisis económica y social generada por la pandemia, nuestro país está convencido  de  que éste es el momento de seguir ahondando en los diálogos, en la cooperación y seguir respaldando el comercio y las inversiones, centrándonos en las necesidades de nuestros pueblos y en las soluciones”.

Señaló que “recientemente la OPS ha seleccionado dos centros biomédicos, uno de los cuales está ubicado en Argentina, como un centro regional para desarrollar y producir una variante de la vacuna que nos permita luchar contra el covid19 en América latina. Y en este contexto debemos redoblar nuestro liderazgo para tener una cooperación regional renovada, para enviar un mensaje y lograr resultados concretos”.

Dijo también que es necesario avanzar “para concluir un acuerdo sobre disciplinas que prohíban determinadas formas de subsidios; esto responde al imperativo de garantizar la sostenibilidad de nuestros océanos y por lo tanto también nuestras actividades pesqueras. Han transcurrido 20 años desde que comenzaran las negociaciones y por lo tanto hoy es esencial el demostrar nuestro compromiso para adoptar el acuerdo sin más retraso; Argentina como país con una gran línea costera marítima, sigue teniendo una participación activa en las negociaciones”. 

Por último, una sección importante de la reunión se dedicó a la reforma de la OMC y a "nivelar" las condiciones de acceso al comercio y la inversión. En esta sección los subsidios a la agricultura y la pesca fueron nuevamente identificados como obstáculos. Cafiero destacó los mandatos multilaterales ya asumidos por la OMC como una deuda que deben ser atendidos para poder avanzar con los objetivos del desarrollo y una mejor distribución de las ganancias del comercio.

Sobre la reforma de la OMC y los temas pendientes del organismo, Cafiero enfatizó que se debe lograr “un enfoque equilibrado para que tengamos éxito en nuestros esfuerzos por lograr un entorno de inversión y comercio abierto, inclusivo y equitativo”.

Argentina sigue apoyando los compromisos del G20 para emprender la reforma necesaria de la OMC, mejorar así su funcionamiento  y adaptar la Organización a las nuevas realidades. El G20 debe contribuir transmitiendo un mensaje contundente a favor de la importancia del sistema de comercio multilateral basado en normas, ya que ningún otro foro está en mejor posición que la OMC para garantizar la transparencia y la previsibilidad de los flujos comerciales”, agregó.

Acerca del tema del apoyo gubernamental y la nivelación del campo de juego, que fue tratado en la reunión de ministros, la Argentina, junto con otros miembros del G20, reiteró su tradicional posición de que los subsidios agrícolas causan graves distorsiones al comercio mundial y que la negociación sobre este tema está sumamente retrasada respecto de las negociaciones sobre temas industriales, por lo que es muy necesario una urgente reforma. En este sentido, el Canciller expresó en su intervención que nivelar el campo de juego no puede referirse sólo a los subsidios industriales sino también a los agrícolas, largamente postergados en las negociaciones multilaterales.

Nuestro país apoya una OMC fortalecida que pueda abordar los desafíos presentes y futuros del comercio internacional, incluidos los nuevos asuntos comerciales. Pero también creemos que debemos resaltar la idea de que hay mandatos acordados multilateralmente que no se han cumplido, y no se deben dejar de lado para no promover una mayor fragmentación de los espacios y temas de negociación”, concluyó.