Acerca de nosotros

Desde Cascos Blancos actuamos en contextos de catástrofe a solicitud de un Estado afectado o en el marco de un llamamiento internacional, respetando la soberanía de las naciones, bajo los principios de imparcialidad, neutralidad, independencia y humanitarismo. Estamos comprometidos con un enfoque transversal y democrático de la asistencia humanitaria.

Buscamos colaborar con las comunidades para que éstas asuman un rol protagónico en la reducción de sus riesgos y de las respuestas posibles frente a las crisis, en el marco de los principios de desarrollo sostenible y de “reconstruir mejor”.

Adoptamos la perspectiva de género como un eje transversal de la asistencia humanitaria y trabajamos por una inclusión cada vez mayor de las mujeres y otros colectivos vulnerabilizados, en el diseño y la implementación de todas nuestras acciones.

Coordinamos la respuesta internacional ante desastres socionaturales como así también actuamos en tareas de rehabilitación frente al impacto generado por un evento adverso. A nivel nacional, somos parte del “Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo” de Argentina (SINAGIR) y realizamos capacitaciones para que las poblaciones o comunidades potencialmente afectadas por distintas amenazas conozcan los riesgos que enfrentan, como así también cómo prevenirlos y minimizarlos.

La iniciativa Cascos Blancos de Argentina es avalada por la Asamblea de las Naciones Unidas (ONU) desde 1994 y por la Organización de Estados Americanos (OEA) desde 1995.